lunes, 30 de junio de 2014

Anhelo








El anhelo me acompañaba desde siempre. A veces en forma de insatisfacción, otras en forma de tristeza, de amarga o dulce melancolía, de rabia, frustración. Todo es la misma cosa, con más o menos intensidad. Buscaba satisfacer mi anhelo fuera de mí, preguntando a otros cómo se hacía, leyendo a otros, viajando a cualquier parte, siempre fuera de mí. Tengo la sensación de no haber empezado a vivir sino hasta hace muy poco tiempo. Mientras tanto, las experiencias no tenían color, ahora puedo saberlo. No habitaba mi cuerpo, mi alma no me habitaba. Vivía zarandeada por los vientos de los días. Sólo cuando me atreví a comprometerme conmigo misma y con lo divino, empezó la Vida.

Hizo falta que diese valor a mi anhelo, que dejase de negarlo. Fue necesario volver la mirada hacia dentro, emprender un viaje de vuelta hacia mí misma, en lugar de postergar el gran viaje hacia Ítaca con excursiones distraídas y vacías.


Cuando me comprometí con mi deseo, con lo que era para mí, la Vida comenzó y empezaron a brotar un camino espiritual, un matrimonio, conversaciones hondas, miradas profundas, otros anhelos como el mío, la esperanza, la confianza en la Vida, el Amor, la chispa...En el frío invierno de la sierra yo vivía noches de verano. La comida es más sabrosa y nutritiva, el aroma de las flores penetra en mí, mi olfato se abre, mi corazón se abre al girar, al permitir un espacio a mi anhelo, al reconocerlo como algo valioso. La joya que pende de mi cuello ya tiene donde descansar. Ya no me la arrebatan como en el sueño, yo la quiero ofrecer. 

 Gracias a ella por ser un puente de Amor hacia el Amor. Gracias a ti por ser mi compañero, por saber y querer comprometerte conmigo y con algo que está más allá de nosotros mismos. Ojalá sepamos Vivir.

viernes, 13 de junio de 2014

Bienvenida, bienvenido




Hace un tiempo descubrí que mi nombre, además de "día del nacimiento", significa "aquella que cuida de la vida". Me pareció muy bello y por eso he decidido que sea la dirección de este blog. 
No siempre me he cuidado, de hecho, durante muchos años me he tratado mal. Quizá durante todo el tiempo que estuve sin saber el significado de mi nombre. Haberlo descubierto ha sido una confirmación de lo que ya comenzaba, apenas comenzaba, a practicar.
Y es ese el camino y la dirección de mi vida, cuidarme y cuidar. Cuidarme para cuidar. Con toda la amplitud del verbo.
No tengo idea de los derroteros que tomará este blog, tampoco lo había pensado, simplemente hoy ha surgido, me ha brotado y he querido darle expresión. Dar expresión a Natalia y que pueda servir para algo. 



Tengo que agradecer de corazón a las mujeres que me han enseñado y me enseñan a cuidarme. A Maribel y a Makiko, a Lucía. En especial a ellas pues han sabido mostrarme un camino más auténtico, el de vuelta a casa. Os quiero. Y os dedico este rincón de mi corazón.

Gracias a ti,Rodrigo, por acompañarme a recordar lo que ya soy.



Bienvenida mujer, bienvenido hombre.



Natalia
Junio de 2014

De mujer a mujer





Hace más de tres años que sentí una fuerte necesidad de reconciliarme con mi cuerpo de mujer. Empezaron a caer en mis manos libros de mujeres para mujeres que me ayudaron a profundizar en mi naturaleza femenina. 
En este viaje han sido fundamentales varias mujeres que desde su sabiduría han sabido guiarme hacia mi interior, hacia mi parte más verdadera. No puedo dejar de nombrar a  Maribel Rodriguez, roca de sabiduría, Lucía Muñoz y su Danza Oriental Holística, a Makiko Kitago , maestra de la Voz, artesana de joyas, Mardia y su diario poético Maralmadía y muchas más. Todas ellas mujeres con presencia poderosa y amorosa a la vez. Me siento muy agradecida por teneros en mi vida. 

Hay más mujeres, muchas de ellas con un gesto en apariencia insignificante han podido despertar algo importante en mí. A todas gracias, gracias, gracias. Otras son conocidas y seguidas en las redes sociales: Esther Santiago con "La voz de la maternidad", Sophia Stylecon "Mujer cíclica", Sofía Gutiérrez,con su investigación sobre arquetipos femeninos Inés y Esther con su gran generosidad en "Entre mujeres". Miranda Gray y su gran aportación al conocimiento del ciclo menstrual, etc. Creo que están haciendo un gran trabajo, el de llevar a las mujeres de vuelta a casa para poder descansar en nuestros cuerpos y no luchar para encontrar nuestro lugar, sino abrir camino, cultivando nuestro interior para que así se despliegue de manera natural lo que somos y podamos expresarlo en el mundo. Ojalá podamos sintonizar el ser con el hacer, acercarlo lo más posible.

En este camino de autodescubrimiento me encontré con María, ella también busca la autenticidad y también ha apostado por desarrollar su propio trabajo con todo el cariño y el cuidado del mundo. Y la profesionalidad. Juntas estamos dando forma a un trabajo para las mujeres, uniendo la fisioterapia y la psicología, nuestras disciplinas de base y sumando a ellas nuestra experiencia personal con nuestro cuerpo y nuestra mente de mujer.

Me gustaría que nos dieras tu opinión:

 ¿Qué cosas echas en falta como mujer? ¿Qué es ser mujer para ti?,¿es algo diferente a ser hombre?, ¿Qué regalo te gustaría hacerte?, ¿sientes que necesitas dar expresión a tu interior y no sabes como?

Estamos dando forma a este trabajo y nos encantaría hacerlo con la ayuda de vuestra particular sensibilidad, para que todo sume y podamos aportar algo que sirva a otras mujeres.

Gracias
Un abrazo


:-)