viernes, 21 de octubre de 2016

Formación de Doulas Entre Mamás


Estoy muy ilusionada por ser una de las mujeres escogidas para formarme como doula en Entre Mamás 

El 8 de octubre iniciamos el viaje un grupo de mujeres comprometidas, decididas y muy motivadas. Dedicamos el primer día a conocernos, como todas somos madres, tuvimos un espacio para relatar nuestras experiencias de embarazo y parto y cuál ha sido nuestro camino hasta llegar aquí. Tres preguntas nos acompañaron los dos días que duró el seminario ¿qué es una doula?, ¿por qué ser doula?, ¿para qué ser doula?

Claudia, la directora y coordinadora de Entre Mamás, lleva el timón de este barco de mujeres que navegamos la maternidad. Lo hace ameno, divertido, interesante, profundo. Sabe subirse a las olas y navegar con nosotras. Y conoce a fondo la maternidad, pues es madre de tres y además hace muchos años (quizá desde siempre) que acompaña a madres.

Fue un fin de semana sanador, salí de allí renovada y llena de energía. Deseando volver a subirme al barco que nos sumerge en el océano de nuestras almas. Porque compartir con otras mujeres y madres es sanador, poder expresar la violencia sufrida en el parto, el desamparo, también el acompañamiento amoroso, el embarazo feliz, todo aquello que cada una vivimos como madres, repara los corazones. Poder expresarlo, porque se ofrece ese espacio, y ser escuchadas con el corazón, con ojos atentos, sin juicio, con empatía, es algo que todas merecemos. Me maravilló escuchar las historias de mis compañeras, valientes.

Ser doula es un trabajo precioso, muy difícil y delicadísimo. Se trata de acompañar a la mujer en el embarazo, el parto y el posparto, estando a su lado, sin interferir, ni aconsejar, simplemente (¿simplemente?) siendo un espejo en el que poder reflejarse. Estando sin estar, para lo que ella necesite. Las doulas no ocupan el lugar de las matronas ni otro profesional sanitario. Se dijo que la doula es como un faro, que va iluminando la oscuridad ofreciendo así recursos para que la madre pueda elegir en función de lo que necesita y desea. La doula no da respuestas, ofrece mucha información (contrastada y basada en la evidencia científica) para que la elección de la madre sea lo más libre posible. La doula ha de conocer la fisiología y anatomía de la mujer, las emociones que la embargan y las características sociológicas que la rodean.

Os iré contando mis impresiones de estos meses y sigo haciéndome la pregunta ¿por qué ser doula y para qué?

Además del seminario de fin de semana, tenemos una plataforma on line con material para reflexionar, debatir y profundizar a lo largo del mes. Una herramienta que me está pareciendo muy valiosa.

Gracias a las compañeras de ediciones anteriores que dejaron sus amorosos mensajes de bienvenida para nosotras :-)

Entre otros, me quedé con este: "El amor y el servicio a nosotras, las mujeres, es la base para abrazar al mundo."

Natalia Navarro *lqc*



martes, 11 de octubre de 2016

Qué tendrá la Madre



Madre e hija



¿Será su olor, su cuerpo para recorrer montañas y valles o en el que descansar?

¿Será su Voz, tan conocida, su mirada de amor, sus caricias que curan?

¿Serán los besos, los achuchones, las canciones y susurros?

Qué tendrá la Madre, que es buscada por todas las niñas y niños cuando necesitan comprender su rabia, su dolor o poner palabra a su alegría.

Madre que sostiene, con sus brazos o con la mirada. Que permite que su hija vaya un poco más allá, que juegue y descubra el mundo que ya no es Madre.

Madre selva, que te muestra los misterios de la noche, las caras poliédricas de la vida.

Madre agua, que se derrite de miedo, a veces, y otras de amor.

Madre fuego, que usa la fuerza que le otorgan, como don, para proteger a su cría.

Madre aire, que canta al corazón, que susurra y mece con su aliento.

¿Qué tendrá la Madre?

Natalia Navarro *lqc*